top of page

Heredando el negocio familiar

Fausto Bermúdez

31 oct 2022

Solo el 30% de los negocios logra pasar intacto a la siguiente generación.

La sucesión administrativa y sin lugar a duda, la familiar, siempre son temas sensibles que nadie desea abordar pues son temas de conflicto que es mejor esperarse hasta que sean completamente necesarios o en dado caso obligatorios. El común denominador que vemos en los negocios familiares y sobre todo en el sector agropecuario, es que nos esperamos al fallecimiento de una persona para entonces si abordar el tema que siempre se evitó y es entonces cuando entra la siguiente generación al mando con todas sus ideas nuevas que al emplearlas lleva una curva de aprendizaje larga y costosa para todos.

¿Pero de dónde surge este problema? No es que papá no quiera hablar de la sucesión administrativa, la mayoría de las veces es que tiene miedo a perder el control del negocio y no sabe cuándo parar, también entra el miedo de repartir las cosas y enfrentar en vida a los hijos sobre las decisiones que tomará el negocio. Al evitar estos temas difíciles lo único que se logra es destinar al fracaso, así como la mayoría de los negocios en los que no se llevan a cabo este tipo de conversaciones difíciles. Veamos algunos datos: ¿sabías que solo el 30% de los negocios logra pasar intacto a la siguiente generación, de los nuevos negocios creados el 40% no sobrevive a el primer año, solo el 4% sigue existiendo después de 10 años, pero los negocios que llegan a ser franquiciados tienen un 97% de sobrevivencia?

¿Por qué crees que estos números sean así? La realidad de las cosas es que a nadie nos gusta hacer las cosas difíciles y por eso nuestras vidas se mantienen difíciles, cuando vemos negocios exitosos, tienen 2 herramientas clave y que sin ellas no podrían lograr el éxito, una de ellas y la más importante es el manual de usuario. Recuerdas que teníamos que hacernos la pregunta de ¿Cómo le hago para que esto funcione sin mí?, bueno, la mayoría de las empresas y negocios que sobreviven por generaciones o que llegan a ser franquiciadas es precisamente porque todas las tareas y responsabilidades están asignadas en tiempo y forma. En la escuela también mencionamos las áreas de efectividad pues mas que las tareas, nos interesan los resultados que deseamos obtener de ese puesto, así también le damos oportunidad a la imaginación y no tenemos que estar encima de nuestros colaboradores supervisando todo con lujo de detalle, si el resultado que se desea lograr es obtenido, el cómo no debe de ser tan relevante.

Es común darnos cuenta de que una operación esta mal estructurada sobre todo cuando tiene pocos empleados y se pregunta ¿oye y tú a que te dedicas?, la persona se queda pensando y como no sabe a qué se dedica o qué resultados debe de dar simplemente dice “ hago poquito de todo” “ hago lo que se necesite” “aquí yo hago todo”, las grandes empresas anuncian la sucesión administrativa tan larga como 5 años antes, se tienen descritos principalmente los resultados que se desean obtener y las tareas que se sugieren para que se logren los resultados, así con tiempo y sin prisa a lo largo de 5 años se van pasando las riendas del negocio, donde se minimiza la curva de aprendizaje ya que se lleva la guía correcta.
¿Y tú, ya empezaste tu manual?, ¿podrías retirarte del negocio y cualquier persona al leer tu estructura podría trabajarlo?

Si quieres pasar tu negocio de mando o a otra generación, esta es tu mejor opción.

bottom of page