top of page

No son las flechas, es el indio

Fausto Bermúdez

13 nov 2022

"No hay malos negocios, solo malos administradores".

Este año no se pudo, a ver si el siguiente…

En la mayoría de las actividades ganaderas y agrícolas se ha terminado o está por terminar la temporada alta de producción, muchos esperan ya la gran venta y los mercados buenos para recibir la mayor cantidad de dinero en el año, ahora es cuando vemos que la gente cambia las camionetas, se toma unas vacaciones o compra los regalos de navidad. La verdad de las cosas es que la mayoría paga las tarjetas de crédito topadas, regresa el dinero prestado y ve cuanto le sobra antes de volver a pedir prestado.

Es en esta fecha precisamente cuando es tan importante planear y volver a planear, los pastos ya no crecerán mucho, los cultivos ya no necesitaran tanto de nuestro tiempo, y como dice el título, no son las flechas, es el indio. Ahora que se vienen tiempos de calma es cuando con suficiente anticipación tenemos que planear primero que nada nuestro siguiente año productivo, ya sabemos con cuánto efectivo contamos o una idea muy cercana de con cuánto contaremos, se dice que no hay malos negocios, solo malos administradores, ¿pero por dónde se empieza?

Lo primero que debemos tener en mente es que independientemente de que el año pasado haya sido bueno o malo, el que viene será completamente distinto, entonces tenemos que empezar con el fin en mente y trabajar para lograrlo. Siempre es importante ver cuanto tenemos que producir en dinero después de rentas, sueldos y costos de oportunidad. Una vez teniendo ese número, se trabaja para lograrlo, se utiliza el margen bruto tan dividido como sea posible para ver cuáles divisiones son las más productivas, así maximizamos esa y después la siguiente más productiva. Los mejores negocios son por lo general los que hacen 1,2 o 3 cosas. Rara vez vemos alguien que haga bien 20 cosas, pero sabiendo en qué división somos mejores nosotros, será algo que reducirá el estrés laboral y liberará tiempo. Si haces tus números y resulta que necesitas más animales que los que el predio puede, entonces tienes 2 opciones, o creces la operación con un terreno más (si haces los números como en R4P no será una decisión difícil) o buscas una capa de valor que no compita con el alimento de la operación más rentable.

En la escuela enseñamos 3 herramientas fundamentales para que este proceso sea lo más sencillo posible, decimos que contamos con 3 inventarios, ganado, efectivo y forraje. Flujo de ganado o cultivo, flujo de efectivo, tabla de pastoreo, con ellas apoyamos a los productores a saber utilizar las herramientas del negocio para la toma de decisiones correctas y a tiempo, lo mejor de todo es que se realizan desde un año antes y cuando los números no salen como nosotros queremos (siempre), lo mejor de todo es que aún no han pasado y se reestructura el negocio para que logres por lo menos la tranquilidad de saber cuánto vas a ganar desde un año antes.

Si tu ya quieres que este año sea el bueno, tómate el tiempo desde ahorita de planear, pues en papel las cosas no cuestan y por dejar pasar las cosas como en años pasados es que tienes esa sensación incómoda y algo te está haciendo click de este artículo, así que a programar tus reuniones con el equipo y sacarle punta a el lápiz, porque todo depende de ti y solo tu tienes el poder de hacer bien las cosas.

bottom of page