top of page

Fausto Bermudez

CEO

Mi nombre es Fausto Bermúdez, vengo de una familia de 5 generaciones de ganaderos. Durante mi infancia, fui criado dentro y fuera del rancho, conociendo la ciudad y el campo al mismo tiempo.

Mi abuelo fue un hombre de negocios exitoso que siempre estuvo involucrado en la ganadería pero nunca lo vio como una fuente de sustento para su familia. Tengo muy presente el día cuando le comenté que yo quería dedicarme a la ganadería y que estaba seguro de que sería un gran ganadero cuando estuviese grande, mi abuelo solo me volteó a ver con una sonrisa de “ingenuo” y me dijo “La ganadería no te dará para vivir, es solo un hobby”. Esas palabras fueron determinantes para darle forma a lo que hoy venimos a presentarles con Ranching4profitMx, esas palabras hicieron que uno de los propósitos en mi vida sea educar al sector agropecuario, que la ganadería y la agricultura pueden ser rentables y que generadoras de riqueza.

Dicen que para aprender a hacer algo bien, tienes que enseñarlo, entonces sabía que a pesar de tener alguna experiencia administrando mi rancho desde los 16 años, si quería realmente hacer un cambio, debía salirme de mi zona de confort, por lo cual tomé más de 30 cursos y capacitaciones de distintos asesores de distintos países, después me hice asesor de ranchos ganaderos cubriendo más de 550,000 hectáreas en México y Estados Unidos. Pronto me di cuenta que a pesar de todos los cursos y de haber tenido la oportunidad de recorrer varios ranchos, mi impacto se veía muy poco pues había algo que aún hacia falta, y eso es que “saber manejar el ganado y plantar los cultivos es muy diferente a saber manejar un negocio que involucra ganado y planta cultivos” esta frase se me quedó muy grabada y precisamente esta frase la escuché por primera vez cuando asistí a una escuela de Ranching 4 profit en Dallas,Tx. Fue tanto el impacto de esta escuela en mí, la manera en que nos ayudan a tomar decisiones, los principios generales de un negocio que aplican a cualquier rama a la que nos dediquemos y tantas otras cosas que pronto repetí la escuela y la analicé a fondo. A medida que fui creciendo mi conocimiento sobre el material me di cuenta que esta tenía todas las herramientas para crear el cambio que yo estaba buscando.

Es por eso que después de mucho esfuerzo, mi esposa y yo decidimos traernos este proyecto a México y a toda la población del habla hispana. Veo en México y en los países latinoamericanos la necesidad de compartir conocimiento y de ayudarnos unos a otros, de no perder y alejarnos de la producción más noble y el trabajo más satisfactorio como lo es estar de la mano de la naturaleza.

123-456-7890

Fausto Bermudez
bottom of page